Para detener la contaminación en Chépica: Autoridades regionales interponen recurso de protección en contra de chanchera Coexca S.A

• Para el senador electo por O´Higgins, Juan Luis Castro, que impulsa la causa, se trata de “una medida desesperada que obedece al cansancio y la humillación que ha sufrido la comuna durante años, que ha visto como de manera indolente se ha violado toda la normativa sanitaria, afectando a cientos de familias”.
• Concentraciones de arsénico sobre la norma en el agua potable, agua de riego contaminada con purines, cerdos muertos al aire libre, malos olores y proliferación de moscas, son algunas de las faltas evidenciadas por vecinos y autoridades sanitarias.

Para poner punto final a la contaminación que afecta directamente a los vecinos del sector Lima y Caldera en la comuna de Chépica, este martes en la Corte de Apelaciones de Rancagua, el médico integrante de la Comisión de Salud de la Cámara y senador electo por O´Higgins, Dr. Juan Luis Castro, en compañía del alcalde de esa comuna, Fabián Soto, además de concejales y dirigentes vecinales, interpusieron un recurso de protección en contra de la empresa agrícola Coexca S.A.

Concentraciones de arsénico sobre la norma en el agua potable, agua de riego contaminada con purines, cerdos muertos al aire libre, malos olores y proliferación de moscas, son algunas de las faltas evidenciadas por vecinos y autoridades sanitarias.

El problema que se arrastra al menos hace cuatro años se habría agudizado durante este último. Pese a las jornadas de conversaciones entre vecinos, autoridades locales y la empresa para acordar acciones que ayudasen a mitigar los impactos en la población, estas no habrían sido respetadas por la chanchera, como tampoco habría respetada la instrucción de prohibición de funcionamiento decretada por la Seremi de Salud de O´Higgins, según indicaron.

En este paisaje, el diputado Juan Luis Castro fue tajante al señalar que hoy día “se acabó la paciencia de los vecinos y por eso estamos acá, para que sea finalmente la justicia quien determine el cierre de esta contaminación flagrante en la comuna de Chépica”.

Castro, continuó diciendo que esta es “una medida desesperada, que obedece al cansancio y a la humillación que ha sufrido la comuna durante años, pero ahora en forma recrudecida ha visto como de manera indolente esta empresa ha violado toda la normativa sanitaria, generado contaminación por dolores, en el suelo y en el agua, afectando a cientos de familias del sector sufren pese al reclamo y al lamento permanente”.

“Como parlamentario y médico estoy con ellos, porque hemos visto que se han violados todas las protecciones y cuidados a la salud de las personas. No voy a permitir que en nuestra región los poderosos abusen de las comunidades rurales y campesinas a partir del lucro y de la ganancia económica”, aseveró el galeno.

“Venimos a pedir la paralización inmediata de la faena”, sentenció Juan Luis Castro, criticando que esto es algo que “no hizo la Seremi de Salud sino sólo por dos días y después sin razón levantó la medida”, pero en donde sí “está empeñada la Superintendencia -del medioambiente”.

Finalmente, el diputado dijo que “confiamos en la justicia”, en que se puedan detener “las malas prácticas, y que solo puedan volver a funcionar cuando le demuestren a Chépica, y a nuestra región, que pueden hacer las cosas bien”.

Por su parte el alcalde de Chépica, Fabián Soto, respaldó la acción judicial toda vez que “con los responsables de la empresa y los vecinos en el sector de Lima habíamos conversado, hicimos dos mesas de trabajo, acordando que ellos iban a mejorar la situación, sus esquemas productivos. Sin embargo a la fecha, lamentablemente, no se han visto los resultados que la comunidad y yo, como alcalde, esperamos de ellos”.

Soto, continuó diciendo que “no pueden estar fertilizando sus maíces con purines frescos, ese es el cultivo de moscas que hay en este momento. No pueden estar depositando los cadáveres -de cerdos- en fosas libres. Eso, en los tiempos modernos en que estamos, no puede suceder”.

El alcalde detalló que esta problemática afecta “prácticamente más de la mitad de la comuna”, “directamente en Lima son unas ciento cincuenta familias, pero también hay involucrados otros sectores, que son alrededor de quinientas familias. Entonces estamos hablando de un daño bastante importante”.

“Las familias quieren recrearse, es un sector muy bonito, pero no lo pueden hacer -por el olor- y porque las moscas llegan inmediatamente. Por eso que estamos aquí”, dijo el alcalde.

“Estas empresas exportan sus productos al mundo. Me gustaría que los compradores vieran lo que está ocurriendo en el sector de Lima, un pueblo lindo, hermoso, con una fauna extraordinaria, flores muy bonitas, pero que sin embargo tenemos a esta empresa que no cumple los protocolos. Por lo tanto, como alcalde nada más que apoyar, como me apoyan también los concejales a todos los vecinos”, dijo Soto para cerrar.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.